Los ejes-pórtico o pórticos de engranajes –Portal axles o portal gears en inglés- son una tecnología utilizada para aumentar la altura libre sobre el suelo en en algunos tipos de ejes motrices.

Se utilizan principalmente en transmisiones con semiejes no articulados en la rueda, básicamente en ejes rígidos -como en los Mercedes-Benz Unimog- o en ejes oscilantes -como en el Volkswagen Tipo 82 Kübelwagen-. En suspensiones independientes su uso no es común por la complejidad y alto coste que supone su combinación con las articulaciones de la transmisión, por lo que su uso se restringe a necesidades muy específicas -como en el emblemático Hummer H1-

En el caso de los ejes pórticos la conexión de los semiejes no se hace directamente, sino que en el cubo de la rueda se instala una caja reductora a la que se conecta el semieje, generalmente por su parte superior. Esto tiene dos ventajas: aumenta la distancia desde el eje al suelo, lo que resulta particularmente útil en el caso de ejes rígidos tipo banjo que incluyen el alojamiento para la voluminosa corona del diferencial, y además permite utilizar la caja reductora de modo que los semiejes giren más rápido, transmitiendo la misma potencia pero reduciendo el par que debe soportar la corona del diferencial.

 

 

En comparación con un eje convencional, los ejes pórtico permiten aumentar la altura libre sobre el suelo al elevar el eje rígido y la carcasa del diferencial.

Además, cuando se diseñan como un conjunto, la reducción de marcha en la rueda, permite reducir el par en toda la cadena cinemática, por lo que el diferencial y por tanto su carcasa pueden ser de menor tamaño aumentando aún más la distancia al suelo y trasladando gran parte de la masa no suspendida a la parte baja del eje. Esta característica es particularmente útil, puesto que permite compensar en parte la elevación del centro de gravedad que acarrea la mayor altura de la carrocería.

En cualquier caso la adopción de ejes pórtico implica tanto la elevación del centro de gravedad como de la masa no suspendida, lo que inevitablemente perjudica el comportamiento del vehículo en carretera, razones que junto con el sobrecalentamiento de las cajas reductoras desaconsejan el uso continuado del sistema a velocidades elevadas.

Los ejes pórtico invertidos se utilizan en ferrocarriles y autobuses de piso bajo, Se trata del mismo mecanismo invertido de modo que el semieje ataca la caja por debajo del centro de la rueda, permitiendo aumentar la altura útil de la cabina a costa de reducir la altura libre sobre el suelo, lo que no es un problema en ferrocarriles o vehículos urbanos.

Un tipo especial de ejes pórtico son los Bolt-on Portals (or drop boxes) –Ejes Pórticos acoplables o cajas descendentes-. Se trata de dispositivos acoplables al final de las trompetas de un eje rígido normal, permitiendo utilizar los ejes originales, para lo que es necesario que cumplan ciertos requerimientos. Por un lado no deben alterar el sentido de la rotación como sucede en las cajas reductoras de dos ejes que montan los pórticos de serie, para lo que montan uno o dos engranajes gemelos intermedios. Por otra parte se ofertan con distintas relaciones de reducción, de modo que permitan compensar el montaje de neumáticos de mayor diámetro manteniendo un desarrollo final similar, reducirlo para uso intensivo off-road o utilicen una simple cascada de piñones sin efecto reductor. Es asimismo común aumentar la altura útil de vehículos todo terreno utilizando ejes preexistentes a los que se acoplan «cajas» de procedencia Volvo C303 o Unimog 404.

 

 

si tenes mas informacion para completar este articulo no dudes en escribirnos!

Deja un comentario