BATALLA DE CLUBES

El fin de semana del 13 y 14 de octubre, se efectuó en el municipio de Guatavita Cundinamarca la versión número tres de la BATALLA DE CLUBES, certamen organizado por Pistón Tech y la participación de doce clubes o equipos cada uno con cuatro vehículos todo terreno y ocho tripulantes.

La mecánica del evento es sencilla y pensaría yo que ha sido un ingrediente fundamental para el éxito de la prueba, que si bien es cierto puede ser la más dura del calendario 4×4 de nuestro país, puesto que son veinticuatro (24) horas de competencia en un paraje desolado dividido en doce pistas exigentes las que se deben pasar en contra del reloj, con dos de los cuatro vehículos del equipo, uno tras otro.

Otro ingrediente positivo es que para iniciar se hace una reunión y un sorteo de pistas, lo que quiere decir que todas las pistas están siempre ocupadas y los doce clubes o equipos lo hacen en forma simultánea, brindando a los espectadores un espléndido menú de destreza, técnica, velocidad y a veces hasta de malabares de los dos pilotos con la ayuda de los seis restantes integrantes del equipo.

En esta oportunidad se dio inicio a la prueba a las once en punto de la mañana del día sábado, teniendo los relevos de pista cada dos horas hasta llegar a las once de la noche hora límite para finalizar la primera jornada.

Son las cinco de la mañana del siguiente día domingo y suena el pitazo que da inicio a la segunda tanda, la misma que se extendería hasta las cinco de la tarde dando cumplimiento al reglamento y a las veinticuatro horas de competencia, arrojando un balance positivo para el organizador, el gozo de los espectadores y la satisfacción entrapada en sudor de los participantes que después de enfrentarse durante veinticuatro horas denotan jubilo y sonrisas.

Después de tan duro examen sólo se evidencia el abandono de la prueba de un solo equipo y como es de esperarse un buen número de volcados, suspensiones y direcciones rotas lo que dio pie a talleres improvisados y demostración de la destreza mecánica de sus integrantes, ya que se vieron obligados a solucionar sus problemas mecánicos sin ayuda externa tal como reza el reglamento de la prueba.

Alexander Gavilán director de Pistón Tech da inicio a la premiación que entre otras cosas es bien diferente a la de una competencia automovilística, puesto que no hay pódium, solo se premia a un club como gran ganador del certamen, resultando vencedor absoluto un león dormido, un equipo modesto con tres de los vehículos stock , sin contar siquiera con bloqueos de diferenciales pero con una coordinación y un manejo del tiempo y vehículos impecable…me refiero a Full Tracción 4×4, ante quienes me retiro el sombrero y expreso mi admiración y orgullo ya que mis dos hijos hicieron parte de este glorioso equipo.

Por. JULIO CESAR MEJIA B. Para revista Off Road Colombia

Deja un comentario